Indicadores clave que siguen los operadores

El calendario financiero de un operador puede ser muy ajetreado si intenta seguir todos los eventos económicos que se producen. Cada semana vemos muchos informes, anuncios y datos publicados tanto por organismos gubernamentales como por ONGs que indican distintos niveles de la economía de un país o el rendimiento de una materia prima concreta.

Por suerte, no tiene que seguirlos todos. Puede considerar seguir los anuncios que son más relevantes para el instrumento con el que esté operando. Por ejemplo, si está operando con el dólar canadiense (CAD), deseará estar al tanto de los distintos indicadores que llegan desde Canadá. Pero como el CAD también está considerado como un commodity-dollar por su dependencia de las exportaciones de energía, puede que también tenga que seguir los informes sobre los precios del gas y del petróleo.

Dicho esto, hay algunos indicadores que pueden tener la capacidad de mover todos los mercados globales, y hay que prestarles atención sin importar con qué se esté operando. Aquí tiene algunos de los principales indicadores económicos a destacar en su calendario de forma mensual.

 

Nóminas no agrícolas (NFP)

Los datos de empleo son una de las señales clave para el estado de la economía de una nación. El departamento de empleo y estadística de EE.UU. publica las cifras de empleo del mes anterior el primer viernes de cada mes. Se incluye un informe sobre desempleo y las NFP. Cuanta más gente trabaje más dinero hay para gastar y en circulación, algo bueno para la salud de la economía. Los operadores siguen este indicador de cerca, ya que una subida o bajada que se aleje de las expectativas puede provocar grandes movimientos en los mercados.

Índice de Gestores de Compra (PMI)

Este informe, publicado por el Instituto de Gerencia y Abastecimiento, encuesta a 400 gestores de compra sobre nuevos pedidos, niveles de inventario, producción, entregas de suministradores y entorno laboral. Aunque es una muestra de tamaño relativamente pequeño que se centra principalmente en la fabricación, ha demostrado históricamente ser un buen pronosticador del Producto Interior Bruto.

Índice de Precios del Productor (PPI)

Al igual que el IPC, el Índice de Precios del Productor también es una medida clave de la inflación, ya que detecta el ritmo de cambio en los productos semielaborados. Una subida en el PPI se traduce en un incremento de costes para las corporaciones que será trasladado a los consumidores. Tanto el IPC como el PPI se consideran a menudo sin los alimentos ni la energía, que tienen cambios de precio altamente volátiles.

Precios del petróleo

Los anuncios de agencias como la Administración de Información de Energía de EE.UU. (EIA) reciben mucha atención. El petróleo y la energía en general son clave para la actividad económica, así que los niveles de precios proporcionan conocimientos importantes sobre la salud de una economía. Unos precios del petróleo más elevados llevan a precios más altos en otros bienes que requieren energía para ser fabricados. Además de ser vital en la distribución de bienes, el petróleo es un ingrediente fundamental de muchos de los propios bienes.

Índice de Confianza del Consumidor (ICC) y Ventas Minoristas

El gasto del consumidor está directamente relacionado con los resultados empresariales. El Conference Board publica este informe, que encuesta a 5.000 hogares estadounidenses y mide sus percepciones en cuanto al estado de la economía y su capacidad de gasto personal. Cuanta más confianza tiene la gente en el futuro, más probable es que gaste. Mientras que el ICC mira hacia el futuro, las Ventas Minoristas (otra cifra sobre la confianza) recogen los niveles de compra históricos. Mide la demanda de bienes de los consumidores, y es un indicador macroeconómico importante para una economía en expansión o contracción.

Índice de Precios de Consumo (IPC)

El IPC es una medida del cambio en los precios al consumo y es un indicador de la inflación. Esencialmente muestra si la vida se está volviendo más o menos cara para el consumidor. El IPC es una cifra clave para la inflación que los bancos centrales monitorizan estrechamente y, en función de los informes, aplican cambios en sus políticas fiscales. Los bancos centrales buscan fomentar el crecimiento económico y estabilizar la divisa de su nación, y esto se mide con el ratio de cambio de la inflación. Observando el IPC, los inversores pueden pronosticar posibles movimientos futuros en las políticas monetarias de los bancos.

Informes sobre Bienes Duraderos (DGR)

Este informe encuesta a fabricantes de bienes que tienen una vida útil de más de tres años y es un indicador fiable de la salud de la industria pesada. Una lectura alta muestra un incremento en la confianza empresarial que se deriva de un aumento en la confianza del consumidor.

Estadísticas de viviendas / Permisos de construcción / Venta de viviendas nuevas

Estos últimos indicadores son buenas medidas del crecimiento general de una economía. Construir o comprar una casa supone un gran desembolso para la mayoría de los consumidores, por lo que estos informes son indicadores importantes de la solidez del crecimiento de una economía, tanto en la actualidad como en el futuro.

Lo que dicen nuestros operadores sobre nosotros