¿Cómo uso el Análisis Técnico para operar?

Si alguna vez ha visto un gráfico de forex con un montón de líneas y curvas, se trata de un análisis técnico enfocado a valorar hacia dónde puede ir el precio. El concepto tras el análisis técnico es que una actuación pasada del precio puede repetirse, así que los operadores intentan observar los patrones de precios para predecir movimientos futuros.

Varias herramientas analíticas disponibles

Hay varias herramientas que pueden usarse para llevar a cabo un análisis técnico. Entre ellas se encuentran los puntos de inflexión, las formaciones de velas japonesas, los patrones de gráficos y los indicadores técnicos.

Los puntos de inflexión son, tal vez, las herramientas de análisis técnico más fáciles de entender y aplicar. Estas pueden incluir soporte y resistencia, indicando el primero un nivel desde el que el precio puede rebotar más arriba y la segunda un nivel desde el que el precio puede caer más abajo. El soporte y la resistencia pueden determinarse viendo actuaciones pasadas del precio, observando los niveles psicológicos (00s y 50s), o aplicando fórmulas que generan zonas de soporte y resistencia potenciales.

En los puntos de inflexión también están incluidas las líneas de tendencia, que conectan los máximos del precio recientes de forma descendente y los últimos mínimos del precio de forma ascendente. Los canales ascendentes o descendentes también pueden dibujarse conectando máximos y mínimos paralelos. Las herramientas de extensión y retrazado de Fibonacci también pueden usarse como puntos de inflexión para ver dónde puede reducirse el precio en una tendencia en curso.

Aprenda gráficos de trading

Entendiendo distintos tipos de indicadores técnicos

El análisis con velas japonesas compara el precio de apertura, máximo, mínimo y cierre en un periodo de tiempo concreto, y puede llevarse a cabo con velas individuales o en grupo. Esto puede conllevar mucho trabajo de memorización en términos de reconocimiento de patrones, pero esta herramienta de análisis técnico ha sido aplicada durante un largo periodo de tiempo y todavía es utilizada por la mayoría de los operadores.

Los patrones de gráficos también son una herramienta fiable para el análisis técnico, y pueden ser más fáciles de recordar debido a sus nombres en comparación con las velas japonesas. Están el doble techo y el doble suelo, cabeza y hombros y cabeza y hombros invertidos, bandera alcista y bajista, taza y asa, y muchos más

Por último, los indicadores técnicos incluyen promedios móviles, estocásticos, RSI, SAR parabólica, bandas Bollinger, MACD e indicadores de volumen. Tienen fórmulas matemáticas complejas y razones tras sus cálculos, pero solo es importante entender cómo funcionan y cómo se generan las señales.

Por ejemplo, los promedios móviles normalmente incorporan los precios medios de cierre para un periodo de tiempo específico. Un promedio móvil descendente significa que el par de divisas ha estado bajando continuamente, sugiriendo que pueden producirse más descensos. Estos indicadores pueden usarse de forma individual o en combinación con otros promedios móviles de diferentes parámetros.

Estos indicadores técnicos pueden agruparse en indicadores adelantados y atrasados. Como su propio nombre sugiere, los indicadores adelantados proporcionan una señal antes de que la tendencia pueda cambiar, mientras que los indicadores atrasados simplemente confirman las tendencias que se están produciendo. Los indicadores adelantados pueden dar señales falsas ya que se producen antes, mientras que los indicadores atrasados pueden dar señales atrasadas, y por eso generalmente se recomienda observar un indicador adelantado junto a un indicador atrasado. Puede encontrar una lista de estos indicadores en el Centro de Aprendizaje de easyMarkets.

Lo que dicen nuestros operadores sobre nosotros